sábado, 10 de febrero de 2007

¡¡ QUÉ BONITO ES LEÓN !!

Hola a todos !! Aquí estoy, mi primer dia, y con muchas fuerzas y ganas, sobre todo
porque hace un sol que da gusto.

Muchas gracias por la Bendición Kilikolo, realmente bonita.

Y a ti Lidia... cuando he visto tu mensaje me he quedado realmente de piedra. Muchas gracias
mi vida !! Te quiero !! En lo de la bolsa delantera tienes razón... me he traido al ratoncito
y lo llevo ahí delante para que me de suerte ;)

Bueno, pues os voy a contar un poquito como ha empezado todo esto.

Para comenzar, deciros que al garete las etapas planificadas, los kilómetros contados al milímetro y cualquier cosa que no te deje disfrutar del camino. Yo tenía pensado ir hoy hasta
San Martín del Camino, pero he cambiado de opinión. Y he cambiado gracias a dos personas
que he conocido hoy: Pili y Tino, y son unas personas magníficas, que están de cuidadores en
el albergue del convento de León (en la plaza del grano). Sólo iba a recoger una credencial, pero con su simpatía me han recomendado que me quede en León, que el albergue está muy bien con calefacción, que podría ver la catedral con tranquilidad, ver la ciudad, recibir la bendición del camino de Sor Ana... así que aquí me he quedado.
Y la verdad, no me arrepiento.

El dia ha comenzado con una visita a mi taller de la bici, y he cambiado el eje de pedalier, para que no me de problemas. Después, mi madre me ha hecho un bocadillo riquísimo, y mi padre me ha llevado a la estación de tren de Ávila. Ahí he recogido el billete, y he montado al tren con la bici. Se me ha pasado volando.


Pues bien, cuando me he levantado para recoger la bici (la tenía en la zona de bicis, enganchada a unos hevillas con el pulpo) ... la rueda trasera ESTABA PINCHADA, COMPLETAMENTE EN EL SUELO SIN AIRE !!!! No puede ser, mecago en tó. Pero si ni siquiera he salido del tren... Así que me ha tocado usar el primer comodín: reparador e hinchador de Zefal. Y así he tirado hasta la gasolinera, y ahí otra vez funcionando. Y eso que llevo slim en la rueda trasera (latex verde de ese raro)..

¡Qué de cosas! Mi madre no se creía que todo eso me lo llevaba al Camino.

Estación de Ávila de Ferrocarril. Que bonitos son los comienzos...


Estas señales son de agradecer para los bicigrinos, ¿eh?

Un tentenpié para coger con fuerzas el Camino

Después de este pequeño contratiempo, he ido directo a ver la catedral, me han hechado unas fotos de rigor, y he entrado a verla. Es SOBRECOGEDORA. Las vidrieras son preciosas, dentro te sientes una cosa insignifcante, y realmente ahí dentro hay una energía especial. La he visto mas o menos rápido, y he ido al albergue (Todavía me acordaba de donde estaba, y hace 7 años que pasé por aquí, me he sorprendido) Y ahí me han recibido Sor Ana, Tino y Pili. Realmente acogedores, y me han recomendado que para salir con la bici cuando quedan un par de horas de luz no merece la pena, y que aquí hay muchas cosas que ver, el albergue está muy bien, calentito, dan desayuno.. qué más pedir. Así que me han convencido. He dejado el cargamento y la bici en el albergue, y me he ido a ver la catedral, y justamente había una guia turística explicando todo, y he aprendido muchas cosas. La verdad es que es casi necesario que alguien te explique lo que ves, porque las cosas cobran significado. Muy bonita. Se lo recomiendo a todo el mundo verla con un guía.

Vista nocturna de la Catedral. Realmente bonita.


Ahora voy a cenar, que ya le he hechado el ojo a un gallego por ahí, y a coger fuerzas para mañana. Luego, a las 9:30, la bendición de Sor Ana (me ha dicho Pili que las otras veces no llegué porque no había recibido esta bendición... puede ser)

Me gusta personalizar mis sitios de descanso. Me llevé mascota y todo (el ratoncito). Al final hice caso al consejo de llevarme la funda de almohada.


Por cierto, hay un flujo más o menos constante de 3-4 peregrinos al dia en los albergues más principales. En este hay un japonés, un alemán y un húngaro. Toma ya. Pero ninguno en bici.

Mañana me gustaría llegar a Rabanal del Camino y dormir en el albergue de Isabel, pero todo se verá en el momento.

Muchas gracias a todos por los comentarios.

El camino sigue

6 comentarios:

selton dijo...

Bueno tio ,pues si mañana llegas a Rabanal habras echo una de las etapas que yo tengo planificadas, Claro que por lo q dices, lo de planificar no debe valer de mucho

suerte

Anónimo dijo...

HEY COMPI!!!!
Parece que comienza tu aventura.
Me das mucha envidia sana, pero disfruta y pasalo muy bien. Pienso que cuanto antes comiencen vuestras aventuras menos tiempo queda para que llegue mi turno.
Un saludo.
Teide.

kilikolo dijo...

Seguro que la bendicion de Sor Ana te llega aun más adentro. Recibirla en vivo es más emotivo.
Ya quisiera yo tener el copyrigth de esas bendiciones, no por la pasta, sino por la sesera que hay detras de esas palabras.
Girasol, me ha impresionado el comentario de Lidia. ¡Que mujer! No la dejes escapar. Eres afortunado, mujeres asi no se encuentran.
Bueno bicigrino, esto realmente si que ha empezado. Ten cuidado con Isabel en Rabanal, ya que si en León te han convencido para que te quedes, alli con los cuidados que dispensa a los peregrinos y la belleza del albergue es probable que seas tu el que no quiera marchar y hacer frente a la subida del alto de Ferro.
E ultreya e suseya, Deus aia nos

bicigrino dijo...

Animo GIRASOL, esta vez lo conseguiras... Yo también estuve en ese albergue y guardo un buen recuerdo.. con bendición y todo.

Si sientes el viento que te empuja a tu espalda, somos nosotros soplando.. Si lo tienes en contra, somos nosotros frenandote para que llegues a santiago sano y salvo y no te pase nada....

Gracias por compartir tu aventura con nosotros.

Anónimo dijo...

Buen camino girasol vive el camino sin prisas.
Un saludo espiserra

Javi dijo...

Que pasa tio!!!

Me alegro de que la cosa vaya bien. Lástima que no te pudieras ir con mi bendición, nos faltaron las cañitas de esta semana.

Espero que todo vaya MUCHIIIIIIIIISIMO mejor de lo previsto.

Ánimo y mucha suerte. Disfruta la experiencia.

Seguiré tu evolución cada día.

Un abrazo muy fuerte.