viernes, 16 de febrero de 2007

POR FIN EN EL OBRADOIRO. FINISTERRE TENDRÁ QUE ESPERAR

Hola a todos !

Aunque este hola a todos no sé si ponerlo con alegría, con pena, tristeza, emoción o qué. Mi aventura se ha acabado, pero guardo un recuerdo especial de este viaje. Ha sido muy bonito, gratificante... no sé que adjetivos ponerle, pero ha sido maravilloso. Ahora os cuento las razones por las que no he seguido hasta Finisterre:
Antes de nada, marcos, he visto los comentarios ahora (ya estoy en mi pueblo), sino, si te hubiera dicho algo de quedar en Santiago. Os cuento:

El dia empezaba en Palas do Rei. El Sol reinaba en el cielo, y al Oeste se veían nubes, que más tarde me entregarían todo su agua. Aquí quiero comentar una historia que ocurrió en el albergue municipal. En el albergue había una pareja de señores mayores, y una pareja formada por un brasileño y por un chico de cataluña (rondarían los 30 años). La cuestión es que se acostaron a las 2 de la mañana (yo ni me enteré, porque estaba durmiendo como un tronco después de la paliza que me había metido). Como es de esperar, se levantaron tarde ( a eso de las 8 y pico), cuando el albergue hay que cerrarlo a las 8:30 (pero en Invierno parece que hay más manga con esto). La cuestión es que el chico de cataluña decidió poner una lavadora a esa hora, y cuando llegó la señora a cerrar el albergue, y se enteró que acababa de poner una lavadora, se enzarzaron en una discusión con voces y faltas de respeto. La señora cerró el albergue después de hablar con los coordinadores de los albergues... Sacad vuestras conclusiones.

Bueno, pues por el camino me he encontrado a bastante gente, con los que he parado (con unos más y con otros menos) a hablar del camino y de lo cerca que estabamos de llegar (yo más, porque iba en bici, jeje) Esta parte del camino es la que menos me ha gustado de todo el trayecto, pero tiene una motivación especial: Llegar a Santiago. Según me iba acercando, las nubes eran cada vez más negras, hasta que empezó a llover, o mejor dicho, a diluviar, así que a sacar otra vez los impermeables y todo el tinglao. Por cierto, por Melide pasé a eso de las 10:30, así que las pulperias que encontré estaban cerradas o abriendo. Pero bueno, tampoco me preocupa mucho porque mi madre hace un pulpo riquísimo ;)

Según iban pasando los kilómetros, mi ansiedad iba creciendo, y no paraba de dejar de pensar en como sería la entrada en el Obradoiro. No dejaba de pensar "¿Dónde está el p*** monte del Gozo?" jajaja. He hecho todo lo que he podido por caminos, sin ninguna dificultad. Solo al final hay unas cuestas de carretera bastante jodidas, pero por lo demás bien. Por cierto, hay un pueblo por el que se pasa por un empedrado, y por encima hay un horreo. Realmente bonito. Se ven muchos por esta parte del camino.

Cuando he llegado a la zona del aeropuerto, ya sentía que mi aventura iba acabando. La verdad, Finisterre lo veía como algo más lejos, en el que necesitaría 2 etapas para hacerlo, y no sabía si hacerlo con prisas en 1 etapa, y luego me iba a arrepentir. Pero aún así, luego me darían más razones para desistir de hacer esa parte del camino (todo a su momento...). Ya sentía cerca Santiago, estaba a menos de 10 kilómetros. Los nervios a flor de piel, atento a cualquier señal de que estoy en el monte del Gozo. Y ahí llega. Ahí está... pero no veo Santiago !! Está sumida en una niebla muy densa... así que es un Gozo imaginario.

Empiezo la bajada. Una gran sonrisa se me va dibujando en la cara. Atravieso la ciudad por el denso tráfico. Me siento el amo y señor de la carretera (para mí, camino de Santiago)... apartad coches, que este es el camino!!!

No quepo en mi de la emoción. Quiero llegar y no llegar. Se me pasa por la cabeza acabar ahí, y así siempre tendré esa cosa de la primera vez... pero pronto se me quita de la mente esa tontería. Llevo 370 kilómetros, muchos bajo lluvia, algunos bajo nieve, otros bajo el viento, otros entre la niebla... lo he sufrido, y ahí tengo lo que buscaba (o una parte de lo que buscaba, la otra parte la he encontrado en el camino, quizás más de lo que imaginaba)... me meto por una calle que pone algo de catedral o no sé qué...

Pregunto a una señora y me dice: "Pasa ese tunel, que hay unas escaleras, y entrarás directamente en la plaza del Obradoiro..."

Madre mia, es un momento cumbre, es algo inexplicable. Me bajo de la bici, bajo los escalones (muy despacio), me monto en la bici y empiezo a dar pedales, lentamente. Entro en una gran explanada de piedra. Sé que a mi izquierda esta la catedral, pero no quiero mirar. Prefiero hacer otra cosa:

Voy entrando a la par que dibujo una especie de semicircunferencia con la bici, siempre mirando recto, hasta que me coloco de frente a la catedral, en una inscripción que hay en el suelo sobre el camino de Santiago !!!

Ahí está la catedral. Disfrútala, mírala, cómetela con los ojos, porque este es tu momento, NO podrás repetirlo (si podrás volver a venir, pero ya ninguna será como esta vez). No analices nada, no lo pienses. Simplemente, observa, junta todas las emociones del camino, comprímelas en unos instantes, y mézclalas con el momento en el que te encuentras...

La cerca de media hora que me encuentro ahí, pues es mia. No voy a dar más explicaciones, ni voy a contar más relacionado con esto, porque creo que cada uno tendrá que vivirlo a su manera. Para mi ha sido muy especial. Una gozada, una espina que tenía clavada y que ha salido lentamente durante estos 6 dias...

Lo siguiente que hago es dejar la bici fuera, y entrar en la catedral. la admiro... es una preciosidad. Echo un vistazo a todo... pero me dirijo a lo que me dirijo: la urna con los restos del apóstol, que se encuentran en una especie de cueva. Realmente sorprendente, y te hace preguntarte si realmente ahí están los restos de un seguidor de un profeta...

Pues ahora me dirijo a por mi Compostela !! Pregunto en la tienda de regalos, y me mandan a la oficina del peregrino, que está ahí al lado. Cuando me la han dado me he sentido muy afortunado. Y le he comentado a la chica que en principio tenía intención de llegar a Finisterre, pero me ha dicho que es muy desaconsejable, debido a que los incendios de este verano han afectado muchísmo a esa parte del camino, y como resultado, al no haber bosques, no se ha retenido el agua de las lluvias, y la mitad del camino está impracticable debido a la acción del agua... razón de peso para desistir de ese propósito, además de que estaba lloviendo a mares, y creo que por esta vez, ya ha estado bien. Así, además, me dejo la puerta abierta de volver y acabar este blog, ¿no? Espero no defraudar a nadie con esta decisión, pero es así como he actuado.

También me dicen que en cuestión de albergues, tengo el del monte del gozo (no pienso subir ahí...) y otro que está al principio de Santiago. Al final decido acabar ahí la aventura, y volverme a mi pueblo. Sobre todo ha influido el tiempo muy lluvioso que hacía, el frio que tenía, y los pies empapados de agua. Sinceramente, en ese momento solo pensaba en la ducha de mi casa.

Pues da la casualidad de que en la oficina de peregrinos, alguien dejó un billete de ida/vuelta a Ávila, porque no lo iban a usar. Ya es jodida casualidad, porque yo iba a Ávila, así que me dan el billete. La verdad es que son muy majos en esa oficina. Así que he llamado a los de viagalicia, y quedé esa misma tarde con ellos. Tengo que decir que son eficientes, porque me recogieron la bici a las 6 de la tarde, y me ha llegado al dia siguiente a las 11 de la mañana en perfecto estado. Eso sí, 45 euracos.

Así que de ahí, me he ido a tomar algo y a la estación, así que me he vuelto en el tren hotel por la noche. Ahí acabo mi aventura, pero con un sabor de boca muy bueno, todo el rato mirando las fotos (por cierto, la semana que viene pondré fotos) y acordandome de los momentos del camino:

Alegría, tristeza, emoción, dureza, fatiga, cansancio, recompensa, felicidad...

Ah! se me olvidaba. En la oficina del peregrino, he conocido, sin lugara a dudas, la historia más bonita del camino de Santiago. He estado una hora hablando con un Italiano, que justo acababa de llegar ese dia Santiago, y llevaba 3 meses y una semana caminando :O

Impresionante. Había salido de Montepellier, a 1400 kilómetros de Santiago. Lo había hecho porque su padre había muerto recientemente, y le había prometido que haría el Camino. Hay que echarle lo que hay que echarle, eh?? Me ha contado un montón de anécdotas, pero la que más me ha impactado es que llegó al Cebreiro con un metro de nieve a las 7 de la tarde, y el albergue está cerrado (éstá cerrado por obras, ojo) y se fue hasta el siguiente alberguen, en Hospital de la condesa. Total, que llego a las 9 de la noche al albergue, empapado hasta los huesos. Lo que más me ha chocado es ver su indumentaria (unas botas normales, un pantalón y un jersey de lana), y me ha venido a la mente el escritor que me encontré en la cruz de ferro, que debería llevar un equipaje que rondaría, sin ser exagerado, los 1500 euros (llevaba goretex hasta en la funda del cepillo)

Para que veáis, que a cada uno le mueve un interés, una historia... pero todos confluimos en el mismo camino.



YO he disfrutado mi camino, me lo he pasado muy bien. Creo que el hecho de hacerlo en Invierno lo hace muy duro, pero creo que igualmente esa dureza te devuelve con creces una satisfacción muy grande. También pienso que me he econtrado con gente muy curiosa, que a lo mejor no hubiera podido conocer en otra época del año. Pero lo más importante es que he hecho lo que quería, he tomado las decisiones que he creido oportunas, y he aprendido un par de lecciones muy importantes.

Animo a todos lo que leéis este blog, y tenéis en mente hacer el camino de Santiago, que por lo menos una vez en la vida lo hagáis en Invierno.

Me parece mentira que ya se haya acabado. De hecho, parece que llevo media hora despidiéndome, pero no quiero acabar de escribir. Bueno, lo dicho, la semana que viene subo unas fotillos para deleite del personal.

PS: Lo de Finisterre, a lo mejor podriamos quedar un finde que haga buen tiempo, y hacerlo en grupo (Santiago - Finisterre - Muxia 113 Kms.). Yo solo, creo que ya no me apetece.

Un saludo a todos, y muchas gracias por todos los ánimos que me habéis dado. Ha sido una experiencia inolvidable.

Jesús Arias


Datos etapa:

74.5 kilómetros
Vmax: 62.5 km/h
Vmedia: 15.9 km/h
Hora salida: 9:30 de Palas do Rei
Hora llegada: 15:30 a Santiago de Compostela

10 comentarios:

bicigrino dijo...

! APLAUSO ! !APLAUSO! !APLAUSO!.

Felicidades Girasol, te felicito muy especialmente por haber conseguido tu reto y por haberlo descrito tan y tan bien. Nos has hecho vibrar y de que manera.

En tu llegada a Santiago, que he leido con avidez, casi lloro de la emoción. Has descrito magistralmente esa sensación que tube yo en persona de no querer llegar a Santiago, de saber que en la catedral está el premio y el final de la aventura, un sentimiento contradictorio.

A mí me pasó lo mismo que a tí, yo queria llegar a finisterre y cuando estuve en la plaza del obradoiro, me entró morriña, creí que ya tenia suficiente y me volví para casa, dejando finisterre para otra ocasión.

Quizás dejarnos la asignatura pendiente de finisterre, sea una buena escusa para volver a intentarlo muchas veces más, (una bonita escusa) cualquier escusa sirve para poder repetir esta maravillosa experiencia.

Felicidades amigo y muchas gracias por tus maravillosos relatos.

Para mí es un orgullo y satisfacción contar con tu bitacora integrada en mi web. Cuando le pongas las fotos (que tienen que ser preciosas) quedará una bitacora de lujo.

Mil gracias.

Tomas Sanchez
(bicigrino)

kilikolo dijo...

Amigo Jesús (Girasol):
Leo con emoción tu cronica-reflexión y en los sentimientos que describes leo muchas de las bendiciones del peregrino.
A mi una de las que mas me gusta y creo que a partir de ahora va a ser para ti asi, es "Bienaventurado eres, peregrino, porque has descubierto que el auténtico camino comienza cuando se acaba".
Lo has conseguido, has hecho de tu camino una vida y de tu vida un camino, que continua porque vive ya en ti.
Esa es tu meta y tu victoria. ¡¡Felicidades, has llegado!!

Ya me gustaria hacer esa etapa que propones en un peloton de foreros del camino.

Un fuerte abrazo.
Gabriel Gaona
(Kilikolo)

selton dijo...

Solamente dos palabras

BRAVO CAMPEON

Anónimo dijo...

Enhorabuena Girasol, se me ha puesto el vello de punta con tu descripción de la entrada en la Plaza del Obradoiro, has descrito perfectamente la sensación que se tiene entrecruzada de alegría/tristeza, te puedo decir que yo que lo hice con mi hermano, al llegar nos abrazamos y nos pusimos a llorar como 2 críos. Me alegro que hayas descubierto la magia que envuelve el Camino y que disfrutaras de la gente con la que te encuentras. Verás como ya no vuelves a ser el mismo, se te queda grabado para siempre. Un abrazo compañero y mis más sinceras felicitaciones de bienvenida a esta gran familia de bicigrinos.
Manuel Carrasco
(mtbgigantes)

Anónimo dijo...

Felicidades campeón, me alegro por ti. Siento mucho que el buen tiempo no te acompaño pero eso te da más merito.
Un saludo campeón de parte de espiserra

Teide. dijo...

Felicidades Jesús:
Has conseguido tu compostela, y mira que te ha costado lo tuyo, eres un magnifico "sufridor", aguantando todo lo que te ha salido y lo que te ha caido.....
Y también un exelente escritor,me has hecho vibrar con tu forma de contar las cosas...
Gracias por compartirlas.
Un saludo.
Teide.

Belén dijo...

Enhorabuena Girasol!!!
Te tomo el relevo, mañana, desde sevilla. He intentado registrarme en el foro para ir contando algo cuando pueda conectarme, pero no me llega el email de activación, así que no sé si contaré algo ahí, en cicloguirisconalforjas.wordpress.com (o blogspot) o ni una cosa ni la otra, ya iré viendo.
Ahora a descansar.

Girasol dijo...

Muchísimas gracias a todos. Es muy difícil escribir todas estas sensaciones, pero parece que algo he conseguido.

Por cierto, Bélén, que se te de muy bien el camino.

marcospg dijo...

Girasol, cuenta conmigo para seguir hasta finisterre... a mi me parece uno de los lugares más espectaculares que he conocido! Uno se siente insignificante allí viendo la fuerza e inmensidad del mar...

Algunas tardes de domingo me acercaba desde Santiago en coche simplemnte para estar conmigo mismo...

Espero que esto os anime a todos a quedar para llegar hasta allí en bicicleta. A mi, antes, me queda un largo camino por recorrer!

Gracias Girasol por tus crónicas y tu aventura, que es un poco, la de todos nosotros.

Espero que ahora podais vivir la mía desde el otro lado del ordenador!

noecrof dijo...

puedes ayudarme???
necesito votos y comentarios !!!
GRACIAS.
BESOS CON MIEL DE LA ALKARRIA